26 de Mayo de 2020

38 años no es nada

10 de Abril de 2020

¿Qué recordás de esa tarde del 10 de abril de 1982? Día que comienza la amistad entre las hinchas del tricolor y la del CADU.

Salimos con los bondis como hacíamos siempre que salíamos de visitante, íbamos tomando algo con los muchachos. Llegamos y entramos por la puerta de la esquina que da a la local atrás del arco y la que está frente a la platea... Teníamos que pasar por abajo de donde estaban ellos, entonces pasamos por adelante, no queríamos pasar por atrás y nos mandamos. Bajaron algunos de ellos de la tribuna y hubo un pequeño amague de piñas, pero al final no se armó. Hablamos, hubo respeto mutuo y nos dijeron que querían estar tranquilos también ellos cuando vinieran a nuestra cancha, todo perfecto.
Después durante el partido se armó quilombo entre ellos y la policía, y ahí saltamos para pelear a la par de ellos contra los uniformados. Y bueno, esas actitudes hicieron que empezara una amistad, en tiempos donde no había internet ni Facebook ni teléfonos celulares, pero, se pudo formar esa amistad.

 

 

¿Cómo se fortaleció esa amistad con el correr de los años?

Era difícil fortalecer la amistad por el tema de la distancia, pero siempre había alguno que iba para Zárate, teníamos los teléfonos de línea de alguno y por ejemplo, cuando íbamos para Rosario porque ya habíamos cambiado de categoría, pasábamos por allá. De a poco fue, cuando subimos a primera vinieron algunos de Zárate, nos dijeron que eran del CADU y aunque quizá no habían estado esa tarde del 82, empezaron a venir seguido a Ingenieros. Ya después pibes en ese entonces como El Tarta, que hoy son cuarentones largos, fortalecieron mucho la amistad.

 

¿Qué anécdotas podes contarnos vividas en la ciudad de Zárate?

Hay mil anécdotas, fuimos muchísimas veces a Zárate, la gente te abre las puertas y te reciben con mucha alegría, compartimos muchos momentos en la casa de la Lola, en el FONAVI, el en barrio 6 de agosto, en el Matadero... No sólo los días que jugaba Almagro o CADU, se hizo costumbre ir a pasar el día, por ejemplo en el predio de Copiapó que es un lujo como el nuestro de Pontevedra, los zarateños son gente muy buena, nos dan siempre un trato especial, por eso tratamos de que cuando vienen a nuestro barrio, ser también atentos con ellos.

 

¿Cómo es la relación actual entre ambas hinchadas?

Yo creo que hoy está más fortalecida que nunca, las redes sociales sumaron mucho para estar en contacto y las distancias se hacen más cortas. Yo, por ejemplo, en mi cuenta de Facebook debo tener más de 100 contactos de gente de Zárate, tenerlos presentes mediante la tecnología es importante. Y como yo, un montón, cuando vienen de allá se quedan en la plaza, o van al Fuerte Apache o a Los Russos, siempre compartiendo una comida, un asado. Yo creo que la amistad está cada vez más fuerte.

 

Qué mensaje le dejarías a todos los hinchas del tricolor y del CADU en esta época difícil donde no podemos disfrutar de ver e la cancha a nuestro queridos equipos.

A todos los hinchas de Almagro y del CADU les digo, como dice el presidente, que nos quedemos en casa. Ya va a llegar el momento de volver a juntarnos, compartir un asado y seguir fraternizando esta amistad hermosa que tenemos, no va a faltar el vino y la cerveza para brindar por la hermandad que nos une.

 

Martín Moya - Info Almagrense




Chania

Related Comments

Sr. Ryan

But who has any right to find fault with a man who chooses to enjoy a pleasure that has no annoying consequences, or one who avoids a pain that produces no resultant pleasure?
Reply

Admin

But who has any right to find fault with a man who chooses to enjoy a pleasure that has no annoying consequences, or one who avoids a pain that produces no resultant pleasure?
Reply

S. Joshep

But who has any right to find fault with a man who chooses to enjoy a pleasure that has no annoying consequences, or one who avoids a pain that produces no resultant pleasure?
Reply

Add a Comment